Barberis sobre el Fondo de Sustentabilidad Social del Transporte

El jefe de Gabinete municipal, Marcos Barberis, aclaro que no hay cambio en la TISH para las grandes empresas, sino que lo que ya se recauda por un ordenanza ya en vigencia se afecta a un fondo específico que asegura el destino de esos fondos al plan integral del transporte “Lo único nuevo que proponemos hacer es destinar lo que se recauda al fondo específico para la recuperación del transporte público”, indicó, y aclaró que el coeficiente mencionado “no afecta a los comercios de Bariloche, sino a grandes firmas nacionales e internacionales que operan aquí y que están en condiciones de contribuir a la ciudad que les brinda su infraestructura para funcionar”. También se refirió a la tasa en la compra de combustible, que representa alrededor de 30 pesos por cada tanque lleno.

“La ciudad necesita urgentemente poder financiar la transformación del transporte urbano de la ciudad”, afirmó Marcos Barberis, jefe de Gabinete del Municipio, en relación a las herramientas que el Ejecutivo Municipal propuso al Concejo para financiar el Fondo de Sustentabilidad Social del Transporte.

“En el caso del coeficiente que calcula la TISH para las grandes empresas, esto es algo que ya está implementado desde julio, la ordenanza que lo incluye fue aprobada por el Concejo en julio pasado, en el marco de la emergencia por la pandemia”, señaló el funcionario.

Se trata de la ordenanza Nº 3158-CM-20, promulgada en julio pasado en el marco de la pandemia y la emergencia económica. Allí, en el Plan de Regularización de Obligaciones Municipales, se aprobó una modificación en el coeficiente de la TISH. Puntualmente, la norma establece que “se incrementa en un 50% el Coeficiente Tipo de Contribuyente de la Tasa de Inspección Seguridad e Higiene a las empresas clasificadas como Grandes según tabla de clasificación SePyMe, de la Secretaría de Pyme y Desarrollo Regional, dependiente del Ministerio de Industria de la Nación”.

“Lo que estamos proponiendo ahora es dirigir lo recaudado a través de ese mecanismo y aportarlo a un fondo específico que está destinado a financiar la transformación de nuestro transporte público y la infraestructura vial en la que ese sistema se sostiene”, afirmó el jefe de Gabinete.

Y remarcó: “Estamos hablando de una modificación en la TISH que abarcó sólo a las firmas grandes que operan en la ciudad, no al sector industrial y comercial de Bariloche; Cuando hablamos de grandes empresas estamos hablando de los bancos, las telefónicas, grandes firmas nacionales e internacionales que funcionan en la ciudad y que son las que están en condiciones de poder dar una mano en este momento clave para reformular el transporte público, cuya crisis actual afecta de manera directa a las familias y a los trabajadores que han sido más castigados por esta pandemia y sus consecuencias económicas”.

Si la propuesta del Ejecutivo prospera, esta contribución que ya está vigente estaría destinada “a financiar una política pública de recuperación del transporte urbano que beneficiará a toda la comunidad pero sobre todo a los que menos tienen”, sostuvo Barberis.

Por otra parte, el jefe de Gabinete se refirió a la propuesta complementaria de implementar una tasa en la compra de combustible, a razón de $0,75 por cada litro tanto de nafta como de gasoil.

“La tasa equivaldría a que por ejemplo por cada tanque lleno de nafta super, que puede rondar un costo de 2400 pesos, se contribuya en total con alrededor de 28 pesos, dinero que va directamente al fondo específico que entre otras cosas va a mejorar la infraestructura vial de la ciudad -explicó Barberis-. Este fondo no es para subsidiar va la empresa y así esta especificado en su constitución. Es decir que son fondos para obras de pavimentación que mejorarán las condiciones de circulación no sólo para el transporte público sino para todos los conductores de vehículos de la ciudad”.

“La mejora en la infraestructura vial es fundamental para que nuestro transporte urbano sea sustentable, y tiene sentido que para financiar esas obras puedan aportar todos los que se beneficiarán de esa misma infraestructura vial”, reflexionó.