Bariloche fue parte del Operativo Alcoholemia Federal

En el marco de la adhesión de la ciudad a la Semana Mundial de la Seguridad Vial, el sábado nuestro cuerpo de inspectores fue parte de esta iniciativa que se desarrolló de manera simultánea en 23 provincias, con la coordinación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. El operativo local se hizo en el km 2 de Av. Bustillo.

El pasado sábado (15/5), nuestra ciudad se sumó a la iniciativa que impulsa el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) para recopilar datos nacionales sobre la problemática del alcohol al volante. El Operativo Alcoholemia Federal transita su 6º año, y Bariloche se sumó como una de las acciones de adhesión a la Semana Mundial de la Seguridad Vial, que organizan la ONU y la OMS del 17 al 23 de mayo.

Bariloche fue invitada a participar por lal ANSV, desde donde valoraron que “su Municipio realiza efectiva y asiduamente este tipo de controles y que cuenta con el equipamiento necesario para un operativo de esta naturaleza”. Así, el operativo de control se concretó en el km 2 de la Av. Bustillo, entre las 13 y las 17 hs, con la participación de 6 inspectores y el jefe de turno (dependientes de la Subsecretaría de Tránsito y Transporte), y la colaboración de personal de Seguridad Vial de la Policía de Río Negro. Se utilizaron alcoholímetro y etilómetro de proximidad.

En el lugar, además, estuvieron presentes el jefe de Gabinete Marcos Barberis y el subsecretario de Tránsito y Transporte Martín Trebino, junto al director nacional de Licencias de Conducir y Antecedentes de Transito de la ANSV Rodrigo Mandagaran, quien les hizo entrega de un nuevo alcoholímetro para el Municipio.

El Operativo de Alcoholemia Federal comenzó a desarrollarse en diciembre de 2020 junto a las 23 provincias, y consiste en el desarrollo de controles de alcoholemia simultáneos en distintos puntos del país una vez al mes. Los registros realizados con los resultados de todos los operativos se compilan de forma digital con el fin de conformar una base estadística nacional que pueda arrojar datos sobre la problemática. Según datos estadísticos de la ANSV, los siniestros viales son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 34 años de edad y la conducción bajo los efectos del alcohol es uno de los factores determinantes más importantes.

En esta nueva edición, se coordinaron operativos simultáneos en las 23 provincias, las capitales alternas y más de 30 municipios, con la idea de reforzar la federalización de los controles y el compromiso de erradicar el alcohol al volante.

Al respecto, el director ejecutivo de la ANSV Pablo Martínez Carignano agradeció “a los gobiernos provinciales y municipales por seguir sumándose a esta iniciativa vial sin precedentes, que mes a mes nos encuentra más unidos contra esta problemática que está presente en 1 de cada 3 conductores que protagoniza un siniestro vial fatal”, y sintetizó: “Es hora de cambiar ese pensamiento errático de que con una copa de alcohol se puede manejar. Queremos un país con muchos menos muertos y heridos en las rutas”.