Cómo actuar para prevenir accidentes de intoxicación por monóxido de carbono

En pleno clima invernal, es urgente realizar chequeos en nuestras viviendas para verificar que los artefactos de cocina y calefacción funcionan de manera correcta. La intoxicación por monóxido de carbono puede ser letal o generar severos daños en las personas. Cómo prevenirla y cómo reaccionar en caso de intoxicación.

El monóxido de carbono puede matar: no se puede ver, oler ni oír, y puede producir intoxicaciones letales por el mal funcionamiento de artefactos y la insuficiente ventilación de ambientes. Por eso, el Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social (IMTVHS) realiza constantemente campañas informativas para saber cómo preparar nuestras viviendas de cara al clima frío para evitar peligrosos accidentes.

¿QUÉ ES?

  • Es un gas tóxico que ingresa al organismo a través de la respiración. No tiene olor, sabor ni color

¿CÓMO SE PRODUCE?

  • Todo material combustible rico en carbono (leña, gas, combustibles, plásticos) necesita oxigeno para quemarse. Cuando la combustión es incompleta, se genera monóxido de carbono

SÍNTOMAS DE INTOXICACIÓN

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Desmayos
  • Mareos
  • Desorientación
  • Alteraciones visuales

¿POR QUÉ SE PRODUCE LA INTOXICACIÓN?

  • Insuficiente ventilación de los ambientes
  • Instalación de artefactos en lugares inadecuados
  • Mal estado de los conductos que evacuan los gases (desensamblados, deteriorados o mal instalados)
  • Acumulación de hollín en quemadores

SEÑALES QUE PUEDEN INDICAR LA PRESENCIA DE MONÓXIDO DE CARBONO

  • Llama amarilla o naranja en los quemadores
  • Aparición de manchas, suciedad o decoloración de los artefactos, en sus instalaciones o alrededor de ellas

MEDIDAS INDISPENSABLES PARA EVITAR INTOXICACIONES O MUERTES POR MONÓXIDO DE CARBONO

  • Revisar los sistemas de calefacción e inspeccionar calderas y termotanques. El mantenimiento a tiempo optimiza el funcionamiento y evita la contaminación por gases
  • No obstruir las rejillas de ventilación y mantenerlas limpias. De no tener, colocarlas: son una medida imprescindible de seguridad en caso de contaminación con monóxido de carbono
  • Ventilar todos los días los ambientes
  • Mantener cañerías y chimeneas perfectamente ensamblados para evitar que emitan gases en el interior de la casa
  • Chequear tirajes de salamandras y chimeneas
  • Si se usan métodos de calefacción sin salida al exterior, recordar siempre tener una entrada de aire
  • No usar mangueras para trasladar artefactos de calefacción
  • En el caso de tener gas natural, controlar que la llama de los artefactos sea siempre de color azul: esto indica que la combustión es completa. La llama de color anaranjado o rojo indica la presencia de monóxido de carbono
  • No se deben utilizar aparatos para una función que no sea la diseñada, como por ejemplo, encender hornos u hornallas para calentar el ambiente

¿QUÉ HACER EN CASO DE INTOXICACIÓN?

  • Llamar inmediatamente a la línea gratuita 103 de Protección Civil (funciona todos los días, las 24 hs)
  • Ventilar rápidamente los ambientes
  • Si una persona está desvanecida y con náuseas, ponerla en un lugar ventilado y de costado hasta que llegue la asistencia de profesionales