Desarrollo Humano Integral: logística y coordinación para asistir a los más vulnerables

El equipo de esta Secretaría municipal tiene a su cargo algunos de los programas más sensibles y fundamentales de la gestión: desde el Plan Calor hasta los módulos alimentarios, pasando por becas de promoción educativa y para familias, asistencia en casos de violencia de género y muchos otros servicios a veces invisibles.

En el Municipio contamos con un amplio equipo de personas y áreas que, desde la Secretaría de Desarrollo Humano Integral, despliegan en el territorio de la ciudad algunas de nuestras políticas públicas más importantes. Las actividades y líneas de intervención de la Secretaría se traducen materialmente en acciones concretas, que tienen como misión garantizar el acceso a los derechos humamos inherentes a las personas mayores, en situación de vulnerabilidad social, a los niños y adolescentes, a mujeres en situación de violencia, a personas en situación de calle.

Por eso los distintos dispositivos de la Secretaría continúan el desarrollo de sus actividades, que se vieron en algunos caso adecuadas a las regulaciones sanitarias que la emergencia fue marcando.

Además, ya se implementó el Sistema de Gestión Territorial, una herramienta informática que facilita la carga de datos de las prestaciones que se realizan (como Módulos Alimentarios, Plan Calor, Becas, Pensiones, Familias, entre otros) pudiendo visualizar en diferentes lugares los recursos que se ponen en juego. Actualmente se cuenta con una carga de datos de 21.500 personas.

Plan Calor

Es un programa que tiene por objetivo contribuir al aprovisionamiento de leña para familias que no cuentan con la red de gas. Para ello se realiza compra de leña a la Comisión Foresto Industrial, y se distribuye a partir del mes de mayo. Desde el pasado 4 de mayo al 3 de julio, en 9 semanas, se realizó y se completó la primera vuelta de entrega de leña en 89 barrios en todo el ejido municipal, abarcado a 6000 hogares desde INTA hasta Península San Pedro y en el sur hasta Pilar II. A partir de la semana del 6 de julio se comenzó con la segunda vuelta de entrega. También se realizaron entregas individuales en algunos barrios a beneficiarios adultos mayores y/o con problemas de salud o discapacidad.

Este año se cumplió con uno de los objetivos que tenía el convenio de colaboración y apoyo técnico entre el Municipio y la Fundación INVAP: proveer 600 m3 de leña para asistir a las necesidades de calefacción de la población en situación de alto riesgo de contagio de Covid-19 en nuestra ciudad durante el período invernal de mayo a septiembre del 2020.

La modalidad de trabajo es la siguiente: la Fundación gestiona la provisión de leña al Municipio, así como también realiza la distribución de la misma. Y el Municipio, a través de la Dirección de Promoción Social, identifica a los grupos familiares en situación de alta vulnerabilidad en el contexto de la pandemia y sin conexión a gas.

Asistencia Alimentaria

La asistencia que se realiza desde el Municipio a través de la entrega de módulos alimentarios consta de una canasta de mercadería de 12 productos básicos: fideos tallarines, fideos soperos, arroz, azúcar, salsa de tomate, polenta, conserva de arvejas o choclo, harina, aceite, cacao, leche en polvo y yerba.

A comienzos de la pandemia se entregaban 1.1800 módulos semanales, y actualmente se entregan 5.000 módulos de alimentos, lo que totaliza 20.000 por mes. Para la logística en la distribución se utilizan tanto camiones municipales como vehículos de las delegaciones y transportes que facilita el Ejército Argentino.

La entrega de los 5000 módulos se realiza por diferentes lugares, principalmente en los Centros de Atención y Articulación Territorial (CAAT) con 2600 módulos semanales, ya que cuentan con diferentes sedes, lo cual favorece la descentralización de entrega de mercadería, acercando el recurso y favoreciendo el no desplazamiento de las personas.

Por otro lado, en coordinación y articulación con la Subsecretaría de Comunidad y Territorio se entregan 1200 módulos a través de aproximadamente 53 juntas vecinales. También semanalmente se entregan 850 módulos a comedores, merenderos y otras organizaciones. Por último, en los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) municipales se entregan 350 módulos semanales. También se realiza un seguimiento telefónico de todas las situaciones que ameritan acompañamiento.

Violencia de Género y Diversidad Sexual

El equipo trabaja de manera presencial en el dispositivo de Casa Refugio Amulén, acompañando a las mujeres en situación de violencia de género. Asimismo se mantienen las guardias de primeras horas en articulación con SAT y Comisaría de la Familia, se mantienen y dan de alta nuevos subsidios económicos, y se realiza un acompañamiento telefónico periódico a todas las situaciones que están bajo la órbita de esta área.

Recientemente se incorporó una nueva línea telefónica (2944662733) para responder ante casos de Violencia de Género. Este nuevo dispositivo tiene la función de brindar contención y asesoramiento a mujeres e identidades femeneizadas que estén atravesando situación de violencia de género, ya sea física, psicológica, sexual o económica patrimonial.

Programas y becas municipales

Es muy importante destacar que estas prestaciones siguen funcionando: las 370 personas que cobran pensiones por $4700 las siguen percibiendo, al igual que las 370 becas de promoción educativa por $3000, y las 170 personas que cobran el Eje Familias por $5300.

Viviendas tuteladas

Este dispositivo cuenta con 11 viviendas para personas mayores en situación de vulnerabilidad social, y continúa activo, brindando los cuidados necesarios, las consultas médicas y la asistencia social que cada situación merece. Las cuidadoras domiciliarias, además de sus tareas vinculadas a la salud, realizan la tarea de acompañar afectivamente a las personas que muchas veces no tienen vínculos cercanos.

Si bien el Club de Día, ubicado en el barrio 2 de Abril, debió cerrar sus actividades presenciales, el equipo técnico mantiene contacto periódico con las personas mayores y además se hacen videos de contenido social cultural y deportivo.

Hogar Emaús

Continúa realizando sus actividades con “los muchachos”, y se sumó una casa en la cual se alojan personas que tienen más de 60 años, o condiciones de salud que ameritan el resguardo de esa persona.

Por otro lado, y a raíz de la cuarentena, se debió abrir un dispositivo para personas en situación de calle, gestión que se articula con el Gobierno Provincial, en el cual personal municipal acompaña las situaciones, viendo cuál es la necesidad particular, ya sea para gestionar que la persona pueda viajar hacia su lugar de origen, o conseguir vivienda fija una vez que finalice la cuarentena.