El Mercado Comunitario Municipal participa de estudio mundial

El espacio municipal de comercialización fue convocado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), para participar en un estudio de casos sobre estrategias para reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos en la cadena productiva y de suministro.

Bariloche, a través del Mercado Comunitario Municipal, será parte de un estudio mundial de casos, orientado a desarrollar “estrategias para promover mejores prácticas para la reducción de pérdidas en las PyMEs de agroalimentos”.

El Mercado Comunitario local, coordinado por la Secretaría de Producción, Innovación y Empleo del Municipio, participará tras ser convocado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), y ya trabaja junto a representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, de la FAO y de la Fundación CEDEF (Centro de Estudios para el Desarrollo Federal).

“Esto significa que estamos trabajando fuertemente en reducir nuestros desperdicios tanto orgánicos como inórganicos”, explicaron desde el equipo del Mercado, que a través de distintas iniciativas ha puesto el acento en una comercialización sustentable y respetuosa del ambiente.

Detallaron que, según cifras recopiladas por la FAO en el informe “El estado mundial de la Agricultura y la Alimentación 2019”, un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia, lo que equivale a aproximadamente 1300 millones de toneladas por año. Los alimentos se pierden o se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción agrícola inicial hasta el consumo final de los hogares. Además, los alimentos que nunca se consumen también representan un desperdicio de recursos, como la tierra, el agua, la energía, el suelo, las semillas y otros insumos utilizados en su producción.

Específicamente, se diferencia entre “pérdida” y “desperdicio” de alimentos, de acuerdo a en qué etapa de la cadena se produce la situación: la “pérdida de alimentos” es la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos como resultado de las decisiones y acciones de los proveedores en la cadena alimentaria. Y el “desperdicio de alimentos” se refiere a la disminución en la cantidad o calidad de los alimentos como resultado de las decisiones y acciones de los minoristas, proveedores de servicios alimentarios y consumidores.