Infancia: los CDI municipales retoman actividades y crecen en infraestructura

El próximo 3 de marzo comienza la vuelta gradual a las actividades en los Centros de Desarrollo Infantil del Municipio, retomando la presencialidad con cientos de niñas y niños de entre 45 días y 4 años. Además, siguen avanzando las ampliaciones de tres de los edificios.

Es una gran noticia para las cerca de 700 familias cuyos niños y niñas asisten a los Centros de Desarrollo Infantil de la Municipalidad: este miércoles, con la vuelta a las clases en las escuelas, también comienzan a retomarse las actividades presenciales en los CDI, que brindan atención integral, contención y estimulación para la primera infancia.

“Fue un intenso trabajo del plantel de docentes y auxiliares de los CDI y del Área de Seguridad e Higiene del Municipio, para realizar los protocolos necesarios y garantizar la seguridad en el inicio de las clases presenciales”, cuenta Paula Barberis, subsecretaria de Políticas Sociales municipal. Los 8 espacios de primera infancia funcionan bajo la órbita de esa Subsecretaría, que a su vez depende de la Secretaría de Desarrollo Humano Integral.

“Es sumamente importante garantizar el derecho de las primeras infancias, de entre 45 días y 4 años. En los CDI brindamos atención integral, contención y estimulación para que puedan crecer sanos en cada uno de sus barrios”, destaca Barberis.

Los Centros de Desarrollo Infantil del Municipio ofrecen asistencia nutricional, estimulación temprana y psicomotricidad: se realizan juegos, ejercicios físicos y actividades lúdicas que desarrollan sus capacidades. “Entendemos que de esta manera generamos el acceso a la educación y a la socialización en espacios preparados y pensados para ese fin”, sostiene la funcionaria.

El regreso a la presencialidad

Después de estos meses de trabajo intensivo para diseñar los protocolos y autorizarlos a través del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Bariloche, se acordó comenzar con la apertura de forma progresiva a partir de este miércoles 3 de marzo. Las primeras salas serán las correspondientes a niñas y niños de 3 años y luego se incorporará el resto. A medida que avance el cronograma, de ser necesario se adecuarán los protocolos ante las nuevas necesidades que puedan surgir.

La jornada se dividirá en dos turnos de 3 horas cada uno, en el horario de 8 a 11 hs (turno mañana) y de 13:30 a 16:30 hs (turno tarde). Allí se brindará desayuno y merienda de acuerdo a lo planificado por las nutricionistas de los CDI. Como al mediodía se cerrarán los espacios para una desinfección profunda -complementada con la sanitización constante durante los turnos-, se acompañará a las familias con la entrega de módulos alimentarios para cubrir el almuerzo.

En principio, el año lectivo se iniciará con los niños y las niñas que ya asistían a la institución para respetar el aforo por metro cuadrado en cada CDI, según lo establecido por el COE.

Por otra parte, 3 de los Centros comenzarán sus actividades presenciales más adelante, pero por una razón bienvenida: se trata de los CDI Dr. Iglesias, Araucaria y Arco Iris Mágico, que están siendo ampliados y refaccionados. Para los niños y niñas que asisten a estos últimos centros se seguirá trabajando de manera virtual, así como también para las familias de riesgo que no puedan asistir y para aquellas que decidan no retomar la presencialidad por otros motivos.

CDIs en expansión: más espacios para la primera infancia

Tal como cuenta Paula Barberis, “este año estamos concretando las esperadas ampliaciones y remodelaciones de estos 3 CDI, lo que implica una mejora sensible en la calidad de la atención que brindamos a la infancia”. Los trabajos comenzaron en septiembre pasado y avanzan a buen ritmo, incorporando instalaciones más modernas y seguras, nuevas aulas y espacios comunes y mayor amplitud y funcionalidad en su estructura.

En las últimas semanas, pese a la escasez de materiales, se siguió avanzando con las obras. Además del revoque interior y exterior de los tres edificios, en el CDI Dr. Iglesias se trabajó en la excavación para las estructuras restantes y en la colocación de vigas y correas para el techo; en el Arco Iris Mágico se está cerrando el encadenado superior de toda la ampliación y se avanzó en la distribución de las instalaciones sanitarias; y en el Araucaria se está finalizando la instalación de gas y el armado para el posterior colado de las estructuras del cerco perimetral.

El proyecto de remodelación de estos tres espacios de primera infancia se hizo realidad gracias a los fondos que fueron gestionados ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que implican una inversión de más de 20 millones de pesos en total. La tramitación se realizó mediante el Programa de Apoyo al Plan Nacional de Primera Infancia y a la Política de Universalización de la Educación Inicial, que lleva adelante la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

“Ahora estamos trabajando intensamente en nuevos proyectos para presentar a Nación: queremos construir un Centro de Desarrollo Infantil en la zona de los kilómetros, y queremos ampliar los 5 CDI restantes -remarca Barberis-. Si bien esto aún es un sueño, no dejamos de trabajar para lograrlo”.