Millonaria inversión de Bariloche en obras de infraestructura turística

En los últimos dos años, el Gobierno Municipal del intendente Gustavo Gennuso focalizó numerosas obras públicas en el mejoramiento de la infraestructura turística, ya sea con obras gestionadas ante el Gobierno Nacional, financiadas con la Ecotasa o con fondos propios.

En ese sentido, se destaca la construcción y ampliación del Paseo del Este, que con su extensión, ahora va desde la Terminal de Ómnibus, hasta el antiguo acceso al Aeropuerto, convirtiéndose en un lugar de encuentro, parquizado, con plazas saludables, juegos e iluminación.

Para que esto sea posible, además hubo que realizar una fuerte inversión en el recambio de las bombas que alimentan el riego de toda esa zona, las cuales se alimentan con agua del lago Nahuel Huapi. Como si fuera poco, en conjunto con la junta vecinal del barrio las Victorias, se edificó un mirador hacia el lago, que hoy atrae a cientos de turistas a diario.

Este paso urbano fue tan exitoso que rápidamente el Municipio diseñó y construyó los similares paseos del Oeste, del Sur, del Lago (en la Costanera céntrica de la ciudad) y de la calle Río Minero, en el kilómetro 13 de la avenida Bustillo.

En esa línea, en el Oeste también se desplegó un paseo que une la avenida De Los Pioneros con la gruta de la Virgen de las Nieves, el cual sigue siendo mejorado para el uso de peatones, ciclistas y corredores, quienes transitan por allí cotidianamente. El proyecto incluye además el emplazamiento de bancos, la colocación de plantas para la parquización del espacio y la iluminación correspondiente para el disfrute las 24 horas. El Paseo del Oeste es sin dudas, un lugar privilegiado para la recreación y el esparcimiento entre los diferentes integrantes de nuestra comunidad y de quienes nos visitan.

En el Centro Cívico, se retiró parte del tendido eléctrico aéreo, para mejorar la postal que se llevan los visitantes que eligen Bariloche, a la vez que se subterranizaron los cables para la realización de los eventos masivos que también son motivo de llegada de más turistas a la ciudad.

Además de la confección de las letras de Bariloche en la playa del puerto San Carlos, que se han convertido en un punto obligado para las fotografías de los turistas, se completó la obra con una bajada y un sendero, así como la iluminación para que puedan ser visitadas también en horario nocturno.

En esa zona de la Costanera, hubo conjuntamente un embellecimiento integral: miradores, veredas, barandas, farolas con iluminación LED, cestos de residuos con separación de húmedos y secos, parquización. Y como si fuera poco, un lugar que estaba abandonado hace años, se convirtió en dos nuevos espacios urbanos ideales para la juventud: el skatepark y el pumptrack, los cuales reúnen a cientos de jóvenes, que ahora tienen un lugar privilegiado para practicar deportes urbanos junto al Nahuel Huapi.

Son cuantiosas las obras “turísticas” realizadas como la renovada sala de informes Turísticos, las nuevas bajadas a las playas, miradores en Circuito Chico para apreciar las bellezas naturales que nos rodean, el mejoramiento de infraestructura del Parque Municipal Llao Llao, la reforma de senderos y cartelería, garitas de colectivos y hasta un moderno parador de buses en la base del cerro Catedral.

La última obra que se logró inaugurar fue la pavimentación del acceso a Colonia Suiza, que cambió rotundamente la historia del lugar, haciéndolo parte del paseo por Circuito Chico, protegiendo el entorno y llegando a este poblado, que tiene muchísimos atractivos para ofrecerle a los visitantes.