Siguen los operativos de OMIDUC en comercios de la ciudad

Además de continuar con los controles de balanzas para garantizar el peso justo en las compras, la oficina municipal de Defensa del Consumidor avanza también el módulo “Protección a la Salud de los Consumidores”, que ya ha tenido que retirar mercadería de circulación.

La Oficina Municipal de Información y Defensa del Usuario y Consumidor (OMIDUC) continúa implementando diversos operativos de control en comercios de la ciudad, en un año en el que alcanzó niveles récord de denuncias y expedientes generados.

Por un lado, los inspectores siguen trabajando en supermercados, carnicerías, panaderías y otros rubros, controlando la calibración de balanzas e instrumentos de medición. El área de Metrología Legal se encarga de realizar estos operativos de manera aleatoria, verificando que el peso entregado se corresponda con el patrón de pesas homologados oficialmente. De esta manera, se garantiza que los contenidos netos señalizados en los productos sean justos y correctos.

Las acciones de control responden a la legislación nacional vigente: la ley nº 19.511 de Metrología Legal y la ley Nº 22.802 de Lealtad Comercial.

En paralelo, la OMIDUC —que depende de la Jefatura de Gabinete y está próxima a celebrar 10 años desde su creación en el ámbito municipal— está implementando también un módulo de control denominado “Protección a la Salud de los Consumidores”, que incluye también relevamientos y fiscalización de productos intederminados o alimentos que no cumplan estrictamente con las reglamentaciones establecidas, y que por ello puedan afectar la vida y salud de los consumidores.

Esto responde a los parámetros que establece la ley nacional de Defensa del Consumidor, que obliga a los proveedores de bienes y servicios a “suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales” de lo que comercializa. Además, se determina que “la información debe ser siempre gratuita para el consumidor y proporcionada en soporte físico, con claridad necesaria que permita su comprensión”.

Además la ley fija que “las cosas y servicios deben ser suministrados o prestados en forma tal que, utilizados en condiciones previsibles o normales de uso, no presenten peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios”.

La OMIDUC recuerda a la comunidad que ante cualquier situación detectada, pueden realizar denuncias comunicándose a través de la línea gratuita 0800-333-2153 o a través del correo electrónico [email protected].